El Gran Discurso


Lo he escuchado varias veces, pero cada vez que lo hago, las lágrimas saltan de mis ojos como renacuajos en un charco. La piel se me eriza y se estremece el cuerpo.
Aunque me reconozco apolítico, no dejo de reconocer cuándo alguien habla de forma coherente y como en este caso, dando una tremenda patada al sistema totalitario que nos esclaviza.
Una gran charla ejemplarizante y reveladora que Julio Anguita nos ofrece, y que por supuesto, todos los políticos debieran  escuchar y tomar consciencia de ella.
A modo informativo, Julio Anguita renunció voluntariamente a su pensión vitaliciacomo ex parlamentario. Este es un dato que ya habla por sí solo. Me pregunto, cuántos han hecho lo mismo.
Os dejo con la charla:
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s